En este momento estás viendo Pan sin gluten, delicioso y saludable con tres opciones

Pan sin gluten, delicioso y saludable con tres opciones

Una deliciosa y saludable receta de pan sin gluten. Artesanal, de masa madre sin gluten y totalmente vegano, elaborado con harinas de arroz, sarraceno y harina de linaza.

Introducción

Esta receta surge del pan de masa madre sin gluten y vegano Mix 14 que solía preparar y vender en mi taller de fermentos. Siempre ha sido mi receta favorita y también la preferida de mis clientes, principalmente debido a su extraordinaria textura, su corteza crujiente y su sabor rústico y ahumado que le aporta un toque similar al de una tortilla de rescoldo.

Ya ha pasado un año desde que cerré el taller, y he adaptado la receta del Mix 14 para que sea lo más sencilla posible, eliminando algunos ingredientes y pasos adicionales, para que puedas prepararla rápidamente en casa. Así fue como surgieron tres alternativas de una misma receta para hacer este pan, dependiendo del tiempo disponible y los ingredientes. Una de ellas utiliza masa madre y requiere una fermentación prolongada, otra emplea levadura cuando el tiempo apremia, y la tercera incorpora huevos para aportar proteínas y un mayor valor nutritivo.

¿Cómo se hace el pan sin gluten?

Hace un par de años, escribí una guía para desarrollar recetas de masa madre sin gluten, en la cual detallo todos los tipos de harinas sin gluten que se pueden utilizar, ya que en la actualidad existen muchas opciones disponibles en el mercado, y a veces puede resultar un poco abrumador saber cuáles elegir. Si has leído la guía o has participado en alguno de mis talleres, sabrás a qué me refiero. De lo contrario, si es un tema que te interesa, te invito a investigar un poco, ya que hay mucha información disponible en internet. Yo he recopilado y sintetizado todo junto con mis años de experiencia en la preparación de este tipo de panes. Puedes adquirir la guía a un precio asequible en este enlace, y también está disponible en inglés en Amazon en diversos formatos.

Ahora bien, si no es un tema que te resulte especialmente interesante para investigar o invertir tiempo, puedes confiar en mí y en los ingredientes que he elegido para preparar este delicioso pan. Ahora veamos un poco más detalladamente los ingredientes.

Harinas y almidones sin gluten

Para elaborar este pan, he seleccionado únicamente tres tipos de harina y un almidón. La receta original del Mix 14 incluía una combinación de cinco harinas y tres almidones, lo cual resultaba en demasiados ingredientes para tener en casa. Con estos cuatro ingredientes logramos obtener un sabor extraordinario y un resultado muy similar al del Mix 14.

  • Harina de arroz integral: Esta harina, obtenida a partir del arroz integral molido, es naturalmente libre de gluten y posee un sabor suave y delicado. Su textura fina y ligera permite obtener panes esponjosos y de buena estructura. Es rica en nutrientes como vitaminas del grupo B, hierro y fibra. Sus principales beneficios incluyen la facilidad de digestión, la regulación del tránsito intestinal y el aporte de energía.
  • Harina de trigo sarraceno: A pesar de su nombre, el trigo sarraceno no es un cereal, sino una semilla o pseudo-cereal libre de gluten. Esta harina tiene un sabor distintivo a malta y ligeramente tostado, lo que añade un agradable matiz a los panes. Además, es rica en proteínas de alta calidad, fibra y minerales como el magnesio y el hierro. Entre sus beneficios se encuentra el apoyo a la salud cardiovascular, la regulación del azúcar en sangre y la sensación de saciedad prolongada.
  • Harina de Linaza: Esta harina se obtiene a partir de las semillas de lino molidas y es una excelente fuente de ácidos grasos omega-3, fibra y antioxidantes. Contribuye a mejorar la textura de los panes, proporcionándoles suavidad y elasticidad. Además, la harina de linaza es conocida por sus propiedades antiinflamatorias y su capacidad para promover la salud intestinal. También se ha relacionado con beneficios para la salud cardiovascular y el equilibrio hormonal.
  • Almidón de maíz: Extraído del endospermo del maíz, es un ingrediente común en la confección de panes sin gluten. Aporta una textura suave y una buena capacidad de retención de humedad a la masa. El almidón de maíz es bajo en grasas y colesterol, y tiene un contenido calórico moderado. Su principal beneficio radica en ser un espesante y estabilizador natural en la preparación de panes sin gluten, mejorando su estructura y consistencia.

Si bien estas harinas y almidones aportan beneficios nutricionales y características especiales para elaborar un pan delicioso, es importante recordar con honestidad que se trata de carbohidratos que se convierten en glucosa en la sangre. Además, es posible que contengan ciertos niveles de antinutrientes como lectinas, fitatos y toxinas como el ácido cianogénico, así como residuos de pesticidas aplicados durante el cultivo. Por tanto, siempre es aconsejable buscar harinas con certificación orgánica cuando sea posible.

Sin embargo, es importante resaltar los aspectos positivos en cuanto a la carga glucémica y los antinutrientes. En el caso del pan elaborado con masa madre y largos periodos de fermentación (más de 12 horas en frío), los antinutrientes se eliminan y el índice glucémico se reduce a un nivel medio. Esto hace que sea tolerable incluso para personas con diabetes, siempre y cuando se consuma con moderación (1 rebanada al día).

Es fundamental tener en cuenta estos aspectos para tomar decisiones sobre nuestra alimentación. Al entender los posibles efectos de los ingredientes que utilizamos, podemos optimizar nuestra salud y bienestar. Recuerda que la clave está en disfrutar de este delicioso pan de manera equilibrada y consciente.

Masa Madre sin gluten

Esta receta, en su “Opción 1”, se elabora con masa madre sin gluten, al igual que su predecesor, el Mix 14. Si aún no estás familiarizado con el concepto de masa madre, te recomiendo comenzar leyendo el siguiente artículo: “¿Qué es eso de la masa madre?”. En este artículo, encontrarás una introducción completa al fascinante mundo de la masa madre y cómo influye en la elaboración del pan.

Ahora, si estás interesado en probar esta receta pero no sabes cómo conseguir un poco de masa madre para comenzar, no te preocupes. Puedes crear tu propia masa madre en la comodidad de tu cocina con un poco de amor y paciencia. Aunque el proceso puede parecer desafiante al principio, te aseguro que vale la pena. Una vez que tu masa madre está activa, se convierte en un tesoro culinario que puedes utilizar indefinidamente.

Si estás dispuesto a aventurarte en el emocionante proceso de crear tu propia masa madre desde cero, te invito a leer el siguiente artículo: “¿Cómo crear una masa madre sin gluten?”. En este artículo, te guiaré a través de cada paso del proceso, proporcionándote consejos útiles y trucos prácticos para asegurar el éxito en la creación de tu masa madre.

Así que, no importa si eres un novato en el mundo de la masa madre o si ya tienes experiencia previa, esta receta te brinda la oportunidad de explorar y disfrutar de los maravillosos sabores y texturas que solo la masa madre puede proporcionar.

Aglutinante (Psyllium Husk)

Este espesante/aglutinante es simplemente maravilloso. Pertenece al grupo de las fibras vegetales y es mi favorito a la hora de hacer pan. No solo tiene un efecto aglutinante excelente, sino que también le otorga al pan una textura, viscosidad y flexibilidad que lo acerca mucho a un pan tradicional.

Este increíble ingrediente es de origen natural y se extrae de la cáscara de las semillas de la planta mediterránea Zaragatona (Plantago psyllium). Antes solía venderse en cápsulas como fibra para ayudar con la digestión y promover el tránsito intestinal. ¡Pero hoy en día lo encuentras en varios formatos a granel en las tiendas de alimentos saludables!

Te recomiendo buscar las versiones con certificación orgánica y en formato de polvo fino, ya que lo venden con diferentes niveles de molienda. Cuanto más gruesa sea la molienda, más cantidad necesitarás usar en tus recetas. Personalmente, suelo utilizar entre un 3% y un 4% de Psyllium en relación al total de harinas, dependiendo de los otros ingredientes que utilice. En esta receta en particular, he utilizado un 4%. No obstante, este valor se puede ajustar según tus gustos y el tipo de psyllium que consigas.

Sal, azúcar y emulsionante

De estos tres ingredientes, la sal es el fiel compañero que no debe faltar en tu aventura panadera. Sin ella, nuestros panes serían tristes y desabridos. Yo suelo añadir un 2% de sal en mis recetas, la cantidad justa para obtener un pan que se disfruta por si solo. ¡Pero siempre puedes ajustarla a tu gusto y necesidades! La primera vez, te sugiero seguir la receta al pie de la letra, probar el resultado y luego hacer los ajustes que consideres necesarios de acuerdo a tus gustos y necesidades.

El azúcar (o miel) entra en acción para dar el puntapié inicial al proceso de fermentación. En una fermentación lenta en frío, las levaduras lo consumirán todo sin dejar rastro de dulzor en el pan. Sin embargo, en el caso de utilizar levadura comercial (como en la opción 2 de esta receta), el azúcar es un catalizador que permite verificar si la levadura está buena y suficientemente activa para leudar el pan. Puedes omitirla si lo prefieres, la fermentación utilizará los almidones de las harinas para lograr el mismo efecto, solo que tomará un poquito más de tiempo.

Y ahora, un toque especial: el aceite de oliva extra virgen. Con un 3% de este maravilloso ingrediente, logramos una emulsión perfecta en nuestro pan. Además de brindarle una miga esponjosa, el aceite de oliva le aporta un sutil sabor y aroma que hacen que el pan quede aún más delicioso. Si planeas congelar tu pan para disfrutarlo en el futuro, te sugiero omitir el aceite. En mi guía explico detalladamente este tema.

Recuerda, cada ingrediente tiene su papel en esta danza culinaria. ¡Atrévete a experimentar y encuentra el equilibrio perfecto para tu pan!

Hidratación

La hidratación es uno de los aspectos más complejos al momento de crear una receta de pan sin gluten. Esto se debe principalmente a que cada tipo de harina tiene un nivel de absorción de humedad diferente, lo que significa que cada combinación de harinas tendrá un nivel de absorción distinto. Por lo tanto, en cada receta es necesario realizar pruebas y errores para encontrar la cantidad correcta de hidratación que funcione para la mezcla, es decir, la cantidad total de agua a utilizar.

En el caso de recetas con masa madre, siempre debemos tener en cuenta que la masa madre ya aporta un porcentaje de hidratación, por lo que la cantidad de agua a utilizar será menor en comparación con un pan sin masa madre. Por experiencia, suelo comenzar con un 100% de hidratación, es decir, la misma cantidad de agua en gramos o mililitros que la cantidad de harina utilizada en gramos. Luego voy añadiendo más agua en pequeñas cantidades por vez, hasta que el pan queda con una apariencia plana, esa es la señal de que si añado más hidratación, el pan colapsará debido a la falta de gluten para sostenerlo.

Para esta receta con masa madre, utilizo un 120% de hidratación, para la “opción 2” hecha con levadura comercial un 150%, y para la “opción 3” que incluye huevos, uso un 130%. Estas cantidades han sido ampliamente probadas. Si deseas realizar modificaciones, puedes hacerlo bajo tu propio riesgo.

Tamaño del pan

Estas recetas están calculadas para elaborar un pan final de 800 gramos aproximadamente, ya que dependerá de la evaporación final durante el proceso de horneado. Si quieres hacer un pan más grande o más pequeños, simplemente ajusta las cantidades de cada ingrediente proporcionalmente.

Para preparar un pan, puedes hacerlo solamente en un bowl con una espátula. Si duplicas o triplicas las cantidades para hacer más panes o panes más grandes, te recomiendo usar una batidora de pedestal con paleta (no el gancho de pan, no sirve para mezclar masas sin gluten), de lo contrario la mezcla puede espesar más rápido de lo que puedes batir a mano y generar grumos. En la batidora, con la paleta, inicia con baja velocidad y luego anda incrementando rápidamente hasta el máximo cuidando de no salpicar. Bate a máxima velocidad por un par de minutos para asegurar una mezcla homogénea.

Molde y formato

Para esta receta yo utilizo un molde de pan antiadherente tipo rectangular de 20 x 11 x 11 cm con tapa. La tapa es muy importante para que durante los primeros 20 minutos de horneado, el vapor quede atrapado dentro del molde permitiendo al pan expandirse y crear una buena corteza. Sin la tapa, la falta de vapor hace que el pan se seque anticipadamente, no suba y se queme.

Esta receta también sirve para fermentar el pan en un baneton con formato de hogaza y luego hornearlo en una olla de acero con tapa. Sin embargo esa técnica la escribiré en otro artículo. Si te interesa, hay muchos videos en youtube y también en mi guía cubro esta técnica en detalle.

Horno y temperatura

Estas recetas fueron elaborada para un horno que alcanza los 230°C (~446°F). A veces, algunos hornos de casa no logran alcanzar esta temperatura, incluso a veces tienen los termostatos en malas condiciones. Además, al abrir el horno para poner el pan, este pierde temperatura rápidamente.

Si puedes hacer una pequeña inversión, te recomiendo comprar dos termómetros; uno de esos pequeños redondos que se ponen dentro del horno, para que puedas verificar la temperatura interior antes de poner tu pan, y un termómetro de cocina, de esos tipo palillo que se inserta en las carnes para ver si ya están cocidas. Este último te servirá para determinar si tu pan al sacarlo del horno está bien cocido. Si la temperatura interna del pan alcanza los 91°C se considera que ya está bien cocido. De lo contrario mejor devolverlo al horno por unos minutos más.

Termometro de horno
Termómetro de horno
Termometro de cocina
Termómetro de cocina

Las 3 recetas


Pan de masa madre sin gluten, vegano, en formato molde.

Opción 1 – Pan de sarraceno y linaza, con masa madre, sin gluten, vegano

77109d7721d4b2f59a3b3d883a562508?s=30&d=wavatar&r=gMomo
En esta receta preparamos este delicioso pan artesanal, usando una masa madre sin gluten y completamente vegano. Esta receta es la más saludable de las tres alternativas, pero es la que toma más tiempo ya que debemos fermentar lentamente el pancito por 12 a 24 hrs en el refrigerador. Por este motivo, debes planificar bien los tiempo, para preparar temprano el pan en la mañana y hornearlo en la tarde, o bien prepararlo en la tarde y hornearlo a la mañana siguiente.
Tiempo de preparación 30 minutos
Tiempo de cocción 45 minutos
Tiempo de leudado o fermentación lenta 18 horas
Tiempo total 19 horas 15 minutos
Plato Acompañamiento, Desayuno
Cocina Gluten free
Raciones 13 Rebanadas
Calorías 100 kcal

Materiales

  • 1 Balanza de cocina digital.
  • 1 Colador plástico o de acero inoxidable tamaño mediano o grande.
  • 2 Bowls para 1.5 kg. Uno para los ingredientes secos y otro para los líquidos.
  • 1 Espátula de goma
  • 1 Molde para pan o biscocho de 20 cm. aprox. con tapa. Si no tienes con tapa, lo puedes cubrir con una lata o una fuente de horno pequeña. Lo importante es que quede completamente cerrado para que no escape el vapor.
  • 1 Film plástico y elástico. Puede ser una gorra de baño desechable.
  • 1 Jarro de litro o más
  • 2 Guantes de horno

Ingredientes
  

Ingredientes secos

  • 140 gr Harina de arroz blanco o integral
  • 70 gr Harina de trigo sarraceno
  • 70 gr Almidón de maíz (papa o mandioca)
  • 40 gr Harina de Linaza
  • 6 gr Sal de mesa
  • 4 gr Azúcar
  • 11 gr Psyllium Husk en polvo

Ingredientes líquidos

  • 14 gr Aceite de oliva extra virgen
  • 150 gr Masa madre refrescada
  • 340 ml Agua levemente tibia.

Elaboración paso a paso
 

  • Engrasa el molde con un poco de aceite y espolvoreado con harina de arroz fina. Si el molde es antiadherente no requieres hacer esto.
  • En la balanza digital de cocina pon un bowl más el colador y llévala a cero para comenzar a pasar los ingredientes secos.
  • Pasa todos los ingredientes secos por el colador, llevando a cero la balanza después de cada ingrediente para pesar el siguiente.
  • Con la espátula o un batidor manual mezcla bien todos los ingredientes secos (harinas, almidones, sal y aglutinantes). Reservar
  • Pon un jarro en la balanza digital, lleva a cero y pesa el agua requerida. Si está muy fría, ponla unos segundos en el microondas para que esté levemente tibia
  • En otro bowl, mezcla la masa madre con el aceite y 3/4 del agua.
  • Vierte la mezcla líquida sobre los sólidos y con la espátula mezcla envolventemente y luego rigurosamente para que se integren bien todos los ingredientes. Verás que espesa rápidamente.
  • Si la mezcla se pone demasiado densa agrega agua de a poco y sigue mezclando. Debe quedar con una densidad blanda pero no líquida
  • Deja reposar unos minutos, la masa seguirá espesando un poco más. Luego con la espátula o un raspador, vierte la masa en el molde. Con la mano humedecida puedes acomodar la masa, sin aplastar demasiado.
  • Si deseas agregarle semillas o avena en la superficie, puedes humedecer con un poco que agua la superficie para que se ponga pegajosa, luego espolvorear las semillas y dar suaves golpecitos con la mano o una cuchara para que se adhieran bien.
  • Tapa el molde con film plástico y un elástico. Puede ser una bolsa tipo ziploc o una gorra de baño desechable. Lo importante es evitar que se escape la humedad.
  • Lleva al refrigerador por al menos unas 14 hrs. Pueden ser has 24 hrs. Mientras más tiempo, mayor será la acidez y el desarrollo de sabores. Dejalo en una parte del refrigerador donde no le llegue el frío directo.
  • Pasado el tiempo, cuando vayas a hornear, precalienta el horno a 230°C. Dependiendo del horno esto puede tomar de 20 a 50 min. Saca el pan del refrigerador para que tome temperatura ambiente durante este tiempo.
  • Retira el film plástico del pan. Cúbrelo con la tapa del molde y llevalo al horno por 20 min. Este es un tiempo suficiente para que el pan crezca y genere una buena corteza.
  • Pasados los 20 minúntos, con guantes de horno y precaución, retira la tapa del molde y deja hornear por 30 min más.
  • Retira el pan del horno. y desmolda sobre una rejilla. Deja enfriar el pan por al menos un par de horas antes de cortar. Estos panes se ponen un poco gomosos si los cortas en caliente.
Keyword Linaza, masa madre, pan, Sarraceno, sin gluten, vegano

Pan Opción 2

Opción 2 – Sin masa madre, sin gluten, vegano

77109d7721d4b2f59a3b3d883a562508?s=30&d=wavatar&r=gMomo
Esta es la versión del mismo pan, pero sin la masa madre. Puedes usar esta receta cuando no tienes una masa madre disponible, cuando no alcanzaste a refrescarla a tiempo, o simplemente cuando no tienes el tiempo suficiente. Para este pan usamos una levadura instantanea comercial, busca alguna con certificación libre de gluten si prefieres. Este pan leuda en una hora apróximadamente. Para mi el tema más importante con los panes sin masa madre, es que al fermentar tan rápido, no da tiempo suficiente para eliminar totalmente los antinutrientes que puedan contener las harinas, y tampoco baja el índice glicémico, por lo tanto, no es tan saludable como el preparado con masa madre. En todo caso, será mil veces más saludable que uno comprado en el comercio.
Tiempo de preparación 30 minutos
Tiempo de cocción 50 minutos
Fermentación 1 hora
Plato Acompañamiento, Desayuno, Panes
Cocina Sin gluten, Sin huevos, Sin lacteos, Vegana
Raciones 13 Rebanadas
Calorías 100 kcal

Materiales

  • 1 Balanza de cocina digital.
  • 1 Colador plástico o de acero inoxidable tamaño mediano o grande.
  • 2 Bowls para 1.5 kg. Uno para los ingredientes secos y otro para los líquidos.
  • 1 Espátula de goma
  • 1 Molde para pan o biscocho de 20 cm. aprox. con tapa. Si no tienes con tapa, lo puedes cubrir con una fuente de horno pequeña o film de aluminio. Lo importante es que quede completamente cerrado para que no escape el vapor.
  • 1 Film plástico y elástico.  Puede ser una gorra de baño desechable.
  • 1 Jarro de litro o más
  • 1 Tazón U otro jarro pequeño para activar la levadura.
  • 2 Guantes de horno

Ingredientes
  

Ingredientes Secos

  • 150 gr Harina de arroz blanco o integral
  • 75 gr Harina de trigo sarraceno
  • 75 gr Almidón de maíz (de papa o mandioca)
  • 45 gr Harina de Linaza
  • 6 gr Sal de mesa
  • 5 gr Azúcar (o miel)
  • 12 gr Psyllium Husk en polvo
  • 5 gr Levadura instantanea

Ingredienres Líquidos

  • 15 gr Aceite de oliva extra virgen
  • 450 ml Agua levemente tibia.

Elaboración paso a paso
 

  • Engrasa el molde con un poco de aceite y espolvoreado con harina de arroz fina. Si el molde es antiadherente no requieres hacer esto.
  • En la balanza digital de cocina pon un bowl más el colador y llévala a cero para comenzar a pasar los ingredientes secos.
  • Pasa los ingredientes secos por el colador a excepción del azúcar y levadura, llevando a cero la balanza después de cada ingrediente para pesar el siguiente.
  • Con la espátula o un batidor manual mezcla bien todos los ingredientes secos (harinas, almidones, sal y aglutinantes). Reservar
  • Pon un jarro en la balanza digital, lleva a cero y pesa el agua requerida. Si está muy fría, ponla unos segundos en el microondas para que esté levemente tibia
  • En el tazón coloca unos 150 ml aprox de agua y entibia a unos ~35°C, debe estar tibia pero no quemar si la tocas con un dedo. Disuelve el azúcar o miel en el agua y luego vierte encima la levadura. Revuelve un poco y deja reposar unos 10 min. Pasado el tiempo, si burbujea y genera una capa de espuma en la superficie, significa que la levadura está activa y en buenas condiciones para usar.
  • Vierte el aceite, la levadura activada y 3/4 del agua restante sobre los ingredientes secos. Con la espátula mezcla envolventemente y luego rigurosamente para que se integren bien todos los ingredientes. Verás que espesa rápidamente.
  • Si la mezcla se pone demasiado densa agrega agua de a poco y sigue mezclando. Debe quedar con una densidad blanda pero no líquida
  • Deja reposar la masa por unos minutos, seguirá espesando un poco más. Luego con la espátula o un raspador, vierte la masa en el molde. Con la mano humedecida puedes acomodar la masa, sin aplastar demasiado.
  • Si deseas agregarle semillas o avena en la superficie, puedes humedecer con un poco que agua la superficie para que se ponga pegajosa, luego espolvorear las semillas y dar suaves golpecitos con la mano o una cuchara para que se adhieran bien.
  • Tapa el molde con film plástico y un elástico. Puede ser una bolsa tipo ziploc o una gorra de baño desechable. Lo importante es evitar que se escape la humedad.
  • Pon el molde con la masa en un lugar levemente cálido, yo por lo general uso un horno eléctrico pequeño extra que tengo en la cocina, puede ser también dentro de un microondas. Si es invierno y la temperatura ambiental muy baja, enciende el horno por unos segundos para que entibie muy levemente y luego pones el molde dentro. Si es un microondas, puedes poner una taza de agua caliente en el interior. Deja leudar el pan por 60 min aprox.
  • Pasado unos 30 minútos, enciende el horno donde vas a hornear tu pan y precalienta a 230°C. Dependiendo del horno esto puede tomar de 20 a 50 minútos, tiempo suficiente para que tu pan termine de leudar.
  • Retira el film plástico del pan. Cúbrelo con la tapa del molde y llevalo al horno por 20 min. Este es un tiempo suficiente para que el pan crezca y genere una buena corteza.
  • Pasados los 20 minúntos, con guantes de horno y precaución, retira la tapa del molde y deja hornear por 30 min más.
  • Retira el pan del horno. y desmolda sobre una rejilla. Deja enfriar el pan por al menos un par de horas antes de cortar. Estos panes se ponen un poco gomosos si los cortas en caliente.
Keyword Linaza, pan, Psyllium, Sarraceno, sin gluten, sin huevos, sin lácteos, vegano

Pan artesanal sin gluten con huevos

Opción 3 – Sin masa madre, sin gluten, con huevos.

77109d7721d4b2f59a3b3d883a562508?s=30&d=wavatar&r=gMomo
Esta versión es muy similar a la opción 2, solo que incorporé huevos para mejorar el nivel nutrición del pan. Es ideal si tienes niños, adolescentes o adultos mayores en casa y que necesitan las proteinas extras y todos los nutrientes esenciales que aportan los huevos.
No recomiendo elaborar esta receta con masa madre ya que el desarrollo de sabor con la fermentación larga no resulta bien.
Tiempo de preparación 30 minutos
Tiempo de cocción 50 minutos
Leudado 1 hora
Plato Acompañamiento, Desayuno, Panes
Cocina Sin gluten, Sin lacteos
Raciones 13 Rebanadas
Calorías 110 kcal

Materiales

  • 1 Balanza de cocina digital.
  • 1 Colador plástico o de acero inoxidable tamaño mediano o grande.
  • 2 Bowls para 1.5 kg. Uno para los ingredientes secos y otro para los líquidos.
  • 1 1 Espátula de goma
  • 1 Molde para pan o biscocho de 20 cm. aprox. con tapa.  Si no tienes con tapa, lo puedes cubrir con una fuente de horno pequeña o film de aluminio. Lo importante es que quede completamente cerrado para que no escape el vapor.
  • 1 Film plástico y elástico. Puede ser una gorra de baño desechable.1
  • 1 Jarro de litro o más
  • 1 Tazón o jarro pequeño para activar la levadura.
  • 2 Guantes de horno

Ingredientes
  

Ingredientes Secos

  • 150 gr Harina de arroz blanco o integral
  • 75 gr Harina de trigo sarraceno
  • 75 gr Almidón de maíz (de papa o mandioca)
  • 45 gr Harina de Linaza
  • 6 gr Sal de mesa
  • 5 gr Azúcar (o miel)
  • 3 gr Psyllium Husk en polvo
  • 5 gr Levadura instantanea

Ingredientes Líquidos

  • 90 gr Huevos Equivale a 2 o más huevos dependiendo del tamaño. No hay problema si te pasas un poco con las cantidades.
  • 9 gr Aceite de oliva extra virgen
  • 390 ml Agua purificada levemente tibia.

Elaboración paso a paso
 

  • Engrasa el molde con un poco de aceite y espolvoreado con harina de arroz fina. Si el molde es antiadherente no requieres hacer esto.
  • En la balanza digital de cocina pon un bowl más el colador y llévala a cero para comenzar a pasar los ingredientes secos.
  • Pasa los ingredientes secos por el colador a excepción del azúcar y levadura, llevando a cero la balanza después de cada ingrediente para pesar el siguiente.
  • Con la espátula o un batidor manual mezcla bien todos los ingredientes secos (harinas, almidones, sal y aglutinantes). Reservar
  • Pon un jarro en la balanza digital, lleva a cero y pesa el agua requerida. Si está muy fría, ponla unos segundos en el microondas para que esté levemente tibia
  • En el tazón coloca unos 150 ml aprox de agua y entibia a unos ~35°C, debe estar tibia pero no quemar si la tocas con un dedo. Disuelve el azúcar o miel en el agua y luego vierte encima la levadura. Revuelve un poco y deja reposar unos 10 min. Pasado el tiempo, si burbujea y genera una capa de espuma en la superficie, significa que la levadura está activa y en buenas condiciones para usar.
  • Vierte el aceite, los huevos, la levadura activada y 3/4 del agua restante sobre los ingredientes secos. Con la espátula mezcla envolventemente y luego rigurosamente para que se integren bien todos los ingredientes. Verás que espesa rápidamente.
  • Si la mezcla se pone demasiado densa agrega agua de a poco y sigue mezclando. Debe quedar con una densidad blanda pero no líquida
  • Deja reposar la masa por unos minutos, seguirá espesando un poco más. Luego con la espátula o un raspador, vierte la masa en el molde. Con la mano humedecida puedes acomodar la masa, sin aplastar demasiado.
  • Si deseas agregarle semillas o avena en la superficie, puedes humedecer con un poco que agua la superficie para que se ponga pegajosa, luego espolvorear las semillas y dar suaves golpecitos con la mano o una cuchara para que se adhieran bien.
  • Tapa el molde con film plástico y un elástico. Puede ser una bolsa tipo ziploc o una gorra de baño desechable. Lo importante es evitar que se escape la humedad.
  • Pon el molde con la masa en un lugar levemente cálido, yo por lo general uso un horno eléctrico pequeño extra que tengo en la cocina, puede ser tambien dentro de un microondas. Si es invierno y la temperatura ambiental muy baja, enciende el horno por unos segundos para que entibie muy levemente y luego pones el molde dentro, si es un microondad puedes poner una taza con agua caliente en el interior. Deja leudar el pan por 60 min aprox.
  • Pasado unos 30 minútos, enciende el horno donde vas a hornear tu pan y precalienta a 230°C. Dependiendo del horno esto puede tomar de 20 a 50 minútos, tiempo suficiente para que tu pan termine de leudar.
  • Retira el film plástico del pan. Cúbrelo con la tapa del molde y llevalo al horno por 20 min. Este es un tiempo suficiente para que el pan crezca y genere una buena corteza.
  • Pasados los 20 minúntos, con guantes de horno y precaución, retira la tapa del molde y deja hornear por 30 min más
  • Retira el pan del horno. y desmolda sobre una rejilla. Deja enfriar el pan por al menos un par de horas antes de cortar. Estos panes se ponen un poco gomosos si los cortas en caliente.
Keyword Linaza, pan, Psyllium, Sarraceno, sin gluten, sin lácteos

Si tienes dudas o consultas respecto a estas recetas, puedes revisar el listado de preguntas frecuentes en este link.
Si no encuentras la respuesta, puedes publicar tu pregunta ahí o aquí más abajo.

Namasté

¿Qué te pareció esta receta?
¿Ya la probaste?

Puedes dejar más abajo un comentario o sugerencias.
Puedes también calificar la receta marcando las estrellas.

Agregar un comentario

Calificación de la receta